jueves, agosto 16, 2018

Navarro: "Ellos se dan de ejemplo y no lo son de nada"

Lo peor de aquellas noches de copa de los años 60 y 70, se volvió a reeditar anoche en Chile, en el partido que derivó en la clasificación de San Lorenzo a una nueva fase de la Sudamericana.

Lo que se dio en el partido de ida, con el 3 a 0 a favor del Ciclón, por la mala inclusión del volante Jonathan Requena, cuando en realidad los chilenos se habían impuesto por dos a uno, generó un clima muy espeso, un caldo de cultivo muy especial. Que se dio apenas llegó el equipo de Biaggio al país vecino, rompiendo vidrios del micro que transportaba a la delegación, siguió en el campo de juego, con distintas agresiones (el arquero Nicolás Navarro recibió un proyectil en la espalda) y continuó luego del encuentro, con una agresión en donde el preparador físico de San Lorenzo Gonzalo Borean terminó con el pómulo izquierdo cortado y luego, con una práctica que parecía desterrada, como el corte del suministro de agua en el vestuario visitante.

Luego del encuentro, el arquero Nicolás Navarro reconoció que: “no hicimos un buen partido”, aunque enseguida puntualizó que: “no tuvimos nada que ver con el fallo. Me cagaron a piedrazos todo el partido y casi le sacan un ojo al profe. Pasamos nosotros por un fallo reglamentario, pero ellos se dan de ejemplo y no son ningún ejemplo no había ningún policía detrás del arco”.

Luego y ya elevando el sereno tono de voz con que había iniciado la rueda de prensa, el arquero puntualizó que: “no tuvimos lugar para entrenar y hasta querían cancelar la reserva de hotel. Creo que si una delegación extranjera viene a nuestro país, estas cosas no pasarían” en una insólita conferencia en donde hasta hubo periodistas que se rieron. “Debemos mejorar para seguir pasando. Ahora debemos pensar en Lanús y Nacional” añadió, a la hora de hablar de fútbol”.

Biaggio: "Vergüenza fue como terminó el partido"

Tuvo que afrontar una situación muy incómoda el técnico de San Lorenzo, Claudio Biaggio, en la sala de conferencias de prensa, a la que asistió luego del encuentro, junto con el arquero Nicolás Navarro. Es que la primera pregunta que le hicieron, la que luego le volvieron a formular, estaba relacionada a si no le daba “vergüenza” que su equipo se clasificara de esa manera.

Sin ningún tipo de tapujos, el Pampa enfatizó que: “no siento vergüenza. Lo es la manera en que terminó el partido. Nosotros no tenemos la culpa de la equivocación de la gente del Temuco. Nosotros no fuimos los que anotamos mal a un jugador. Nos puede pasar a nosotros también”.

Luego, también tuvo la entereza de reconocer que: “Sí me preocu pa que hayamos perdido los dos partidos. Pensaremos en mejorar en el partido ante Nacional, que tenemos la dicha de jugarlo y veremos hasta donde llegaremos en este torneo. Nosotros jugamos a ganar. En la cancha, fue un partido de fútbol. Fuera de la cancha fue vergonzoso. Pero dentro de la cancha fue un partido limpio”

“Ahora debemos pensar en Lanús y en mejorar” añadió.Por último, cuando le refirieron las palabras de Marcelo Salas, hoy titular del equipo trasandino señaló que: “puede opinar lo que quiera. Fue un gran jugador, pero lamentablemente hay reglas”.

En tanto que Nico Blandi se sumó al repudio: “se jugó en un clima raro, pero ya está, hay que dar vuelta la página tenemos mucho que mejorar, vinimos con la idea de ganar el partido”. Nosotros hicimos un esfuerzo grande. No hay nada de esconder, no nos falta trabajo ni ganas. Pero nos fuimos descontentos”